/, Actualidad Económica, Cinco Días/Los apartamentos llegan a los espacios de ‘coworking’

Los apartamentos llegan a los espacios de ‘coworking’

Más de 1.000 metros cuadrados repartidos en dos plantas, en las que se ubican pequeños despachos para una persona en adelante, espacios abiertos para pequeñas empresas, zonas de coworking, de relax y de descanso, parking de bicicletas y hasta un apartamento destinados a ejecutivos que viven fuera de Madrid.

Este es el nuevo espacio que, tras una inversión de 3,5 millones de euros, Office Madrid ha abierto en Retiro, y que ya cuenta con un 50% de ocupación.

El grupo de centros de negocio comenzó su andadura en 2011 con la apertura de su primer espacio en Cuzco. A este edificio se unieron dos nuevas ubicaciones en las zonas de Colón y Nuevos Ministerios en 2016, y uno más en Buenos Aires (Argentina) en 2017.

“En plena crisis un grupo de inversores detectamos que muchas empresas se estaban viendo obligadas a reducir sus oficinas. Además, comenzó una ola de emprendedores que necesitaban nuevos espacios. A la par, muchos locales en el centro quedaron en desuso. En pocos meses pusimos en marcha la sociedad y abrimos nuestro primer centro”, rememora su consejero delegado, Julián Abelló.

“No era una idea nueva, en Europa y en Estados Unidos ya estaban triunfado este tipo de espacios, pero quizás a España le faltaba un empujón para atreverse a dar el paso, y ese empujón fue la crisis”, admite Abelló.

De momento, cuenta con inmuebles en Madrid y Buenos Aires, pero planea seguir creciendo de forma orgánica e inorgánica

La realidad es que en pocos años los espacio de multioficinas y de coworking se han multiplicado. Muchos expertos inmobiliarios lo califican de boom.

“Aunque el modelo de oficina flexible irá ganando más y más terreno a la tradicional, hay cabida para muchos conceptos más porque a medida que crezca la economía harán falta nuevos espacios para trabajar. También pensamos que va a llegar un momento en que el mercado se va a saturar y seguramente viviremos una guerra de precios. Esto hará que solo sobrevivamos las empresas fuertes y que aportamos un valor añadido”, confía el directivo.

En este sentido, Office Madrid pone a disposición de sus clientes una amplia variedad de servicios, como abogados, arquitectos, asesores financieros, agencias de viaje, marketing digital, corredores de seguros, empresas de telefonía…

“Desde Office Madrid intentamos crear comunidad y compartir experiencias. Por ello, creamos eventos en los que potenciamos el contacto entre nuestros clientes, y son en ellos en los que encontramos una amplia red de colaboradores para ofrecer todos estos servicios”, explica.

Office Madrid Espacio de trabajo compartido de Office Madrid.

El directivo prevé que, según vaya ampliándose la oferta y recortándose la demanda, las empresas más pequeñas serán absorbidas por las grandes. Aunque su crecimiento hasta ahora ha sido orgánico a través de la compra de inmuebles, no descarta que, si se da la oportunidad, Office Madrid opte por crecer a través de adquisiciones.

Por ahora, la compañía cuenta con 4.100 metros cuadrados entre sus oficinas de Madrid y Buenos Aires, y espera continuar su expansión tanto en otras ciudades españolas como en otros países de Latinoamérica. Tras crecer un 30% en los últimos años, esperan continuar ese ritmo en 2018 desde los 615.000 euros que obtuvieron en 2017.

La empresa suma más de 250 clientes, entre los que se encuentran firmas de seguros, viajes, asesoramiento para empresas, servicios energéticos, ingenierías, abogados y recursos humanos. Entre ellos se encuentra la empresa de renting especializada en los sectores sanitario, medioambiental y de alta tecnología ITL (parte de Banque Française Mutualiste), Ecovatios, una comercializadora de electricidad procedente en un 100% de fuentes renovables, o las Cámaras de Comercio de Bélgica y Luxemburgo.

Fuente: Cinco Días

By |2018-12-26T08:30:41+00:00diciembre 26th, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en Los apartamentos llegan a los espacios de ‘coworking’