España siempre se ha destacado por ser uno de los países del mundo con mayor concentración de bares entre su población. Según el censo a cierre de 2018, y el número de bares abiertos en la misma fecha según el INE, el año pasado había un bar por cada 256 personas. Sin embargo, este tipo de negocio acumula ocho años a la baja, una tendencia que, previsiblemente, continuará.

A la conclusión de 2018 había 183.306 bares abiertos en el país, 1.124 menos que en 2017, según los datos del INE hechos públicos hoy por Hosteleros de España. La cifra ha caído de forma consecutiva desde 2011, y ya hay 20.000 locales de este tipo menos que en 2010, lo que supone un ritmo de 2.500 cierres anuales. Los bares siguen siendo, por número, los establecimientos mayoritarios del sector de la restauración, el 65% del total, pero los restaurantes son los que más facturación generan y, a diferencia de los primeros, crecen a cada año.

«El segmento de los bares están viviendo una reestructuración muy importante, que afecta sobre todo a zonas rurales pero también en áreas urbanas. Se trata de bares pequeños de toda la vida que pierden peso respecto a los restaurantes, que son establecimientos más grandes y que generan más negocio», ha analizado el secretario general de Hosteleros de España, Emilio Gallego, en la presentación de su informe anual. Los cambios de hábitos en el negocio nocturno también han afectado, ha añadido Gallego, con un cierre pronunciado de pubs en los últimos años.

Por el contrario, los restaurantes alcanzaron en 2018 el número de locales más alto desde que el INE recoge la estadística, desde 2009, con 78.950 establecimientos, un 3,2% más. El crecimiento respecto a 2010 es del 10%, y son 25.000 restaurantes más que hace 20 años. Estos generaron en 2018 una facturación de 47.320 millones, un 4% más que en 2017, y 11.000 millones más que todos los bares, pese a ser en número un 57% menos que estos.

El conjunto de la hostelería, que también incluye alojamientos hoteleros, facturó 123.612 millones de euros, un 2,4% más que el curso precedente.

Fuente: Cinco Días