/, Actualidad Económica, Cinco Días/El sueño de Aramco para su OPV se vuelve… casi realidad

El sueño de Aramco para su OPV se vuelve… casi realidad

Redoble de tambores, por favor: Saudi Aramco se está acercando a su número mágico de valoración. Después de una exitosa emisión de bonos de 12.000 millones de dólares en abril, la compañía petrolera saudí publicó el lunes sus primeras ganancias semestrales. Una interpretación optimista implica que las ambiciones del príncipe heredero saudí, Mohammed Bin Salmán, de una valoración de 2 billones de dólares están más cerca de la realidad.

Aramco pagó 46.400 millones de dólares en dividendos en los primeros seis meses de 2019. Supongamos que repite el truco en el segundo semestre y se coloca en la rentabilidad por dividendos del 4,8% en la que cotiza Exxon Mobil en EE UU, según las estimaciones de Refinitiv para 2019. La compañía tendría entonces un valor aproximado de 2 billones de dólares, cifra que se supone que seguirá siendo el objetivo de la oferta pública de venta de acciones de Aramco cuando se vuelva a poner en marcha.

Desafortunadamente para el príncipe heredero, MbS –como se le conoce–, los inversores siguen pudiendo mantenerse escépticos. El pago de Aramco en el primer semestre incluía un dividendo especial de 20.000 millones de dólares y, por lo tanto, era inusualmente alto. El desembolso en 2018 fue de 58.000 millones, 50.000 millones en 2017 y solo 3.000 millones el año anterior. Supongamos que Aramco replica su dividendo ordinario de 26.400 millones en el segundo semestre, y su rendimiento implícito de dividendos con una valoración de 2 billones de dólares sería solo del 2,6%. Con un rendimiento al estilo de Exxon, las acciones de Aramco valdrían solo 1,1 billones de dólares.

Algunos pueden pensar que Aramco merece una prima. Su rentabilidad sobre el capital medio del 36% en el primer semestre supera el 7% estimado por Jefferies para Exxon en 2019, y sus 13,2 millones de barriles por día de producción de hidrocarburos son casi cuatro veces superiores a la producción de Exxon.

Los 38.000 millones de dólares de flujo de caja libre post-capex de la primera mitad del período son más que suficientes para atender los 10.000-15.000 millones que va a pagar para adquirir el 20% del negocio petroquímico de Reliance Industries. Los detalles completos del acuerdo aún no están claros y un valor empresarial de 75.000 millones para los activos de Reliance es alrededor de 8 veces superior a las estimaciones de CLSA para el ebitda de 2021 de esos activos, frente a las menos de 7 veces para sus pares downstrean (refino y derivados) Sabic y Phillips 66. Aún así, Aramco tiene justificación para ofrecer una prima por entrar en un mercado de rápido crecimiento.

Para su OPV propia, sin embargo, el vínculo de Aramco con un todopoderoso soberano saudí desacreditado por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi por agentes nacionales justifica un descuento. Si los precios del crudo Brent se mantienen en torno a los 60 dólares por barril durante la próxima década, Aramco solo valdría 1,4 billones de dólares, según nuestros cálculos de flujo de caja descontado. Sigue siendo un número grande, y parece mucho más plausible.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Fuente: Cinco Días

By |2019-08-14T05:48:56+00:00agosto 14th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en El sueño de Aramco para su OPV se vuelve… casi realidad