La cadena británica de supermercados Sainsbury’s y Asda, la filial de Walmart en Reino Unido, han anunciado su fusión, una operación valorada en 13.300 millones de libras (15.000 millones de euros). La empresa resultante de la fusión de la segunda y tercerca cadenas de distribución del país se convertirá en el mayor grupo del país por cuota de mercado, por delante del líder actual, la cadena Tesco.

Según han confirmado ambas empresas en una nota, Walmart tendrá el 42% de la nueva empresa y recibirá 2.970 millones de libras (3.356 millones de euros) en efectivo, lo que significa valorar la cadea Asda en 7.300 millones de libras (8.286 millones de euros). Mientras, Sainsbury’s, que tendrá el resto de la nueva empresa combinada, tiene una capitalización bursátil de unos 6.000 millones de libras (6.811 millones de euros). Según la nota, la nueva cadena tendrá una facturación conjunta de 57.630 millones de euros. Entre ambas cadenas, suman más de 300.000 empleados,  185.000 de Sainsbury’s y 146.000 de Asda.

La fusión no implica la desaparición de ninguna de las dos enseñas, que cuentan en conjunto con un parque de 2.800 tiendas. En principio, no se contempla cerrar ninguna a resultas de la fusión, aunque el consejero delegado de Sainsbury’s, Mike Coupe, ha afirmado que las autoridades de competencia podrían obligar a vender algunas tiendas para autorizar la fusión.

Con esta fusión, el nuevo grupo pretende competir en mejores condiciones con las alemanas Aldi y Lidl, que han ido ganando cuota de mercado en los últimos años en el mercado británico. Según Sainsbury’s, la fusión generará unas sinergias valoradas en 500 millones de libras (567 millones de euros), lo que permitirá, dicen bajar los precios hasta un 10%. Todas ellas toman posiciones ante el ascenso de la compra por internet y el crecimiento del gigante del comercio electrónico Amazon en este terreno.

Sainsbury’s ostentará los dos puestos principales en la nueva empresa, ya que su presidente, David Tyler, la presidirá, mientras que Mike Coupe, mantendrá su puesto de consejero delegado. La fusió coincide con la presentación de resultados de esta cadena, que ganó en el último ejercicio 668 millones de euros, un 1,4% más que el año anterior.

Tyler afirma en la nota que «esta vombinación de Sainsbury’s y Asda creará un valor considerable para nuestros accionistas y dupondrá una noticia excelente para nuestros clientes y colegas. Como uno de los mayores empleadores del país, este negocio combinado hará una mayor contribución a la economía». «La propuesta unirá a dos de los equipos de gestión con más experiencia y talento», agregó Tyler.

Aunque la fusión pueda suponer un ahorro de costes y un aumento del poder de compra de cara a los proveedores, aún falta el visto bueno de las autoridades regulatorias.

Fuente: El País