/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Préstamos y tarjetas para irse de vacaciones sin presupuesto

Préstamos y tarjetas para irse de vacaciones sin presupuesto

Aunque la solicitud de préstamos al consumo se ha desacelerado en el último año en torno a cinco puntos porcentuales, según los datos del Banco de España, lo cierto es que el 15,7% de los españoles afirma que financia habitualmente sus vacaciones con estos productos y un 13,1% lo hará este verano, según un informe publicado por iAhorro. Los bancos cuentan con una amplia oferta de préstamos al consumo así como tarjetas de crédito que permiten aplazar el pago de imprevistos o de ese viaje tan deseado.

Sin embargo, antes de decidirse por una de estas formas de financiación es necesario consultar los intereses asociados a estos créditos, pues el importe solicitado en un principio puede elevarse considerablemente. Asimismo, desde HelpMyCash advierten de que «no deberíamos dedicar más del 35% de nuestros ingresos regulares al pago del conjunto de nuestras deudas, es decir, la suma de la hipoteca, las deudas de tarjetas, los préstamos, etc.».

En este sentido, la tasa anual equivalente (TAE) asociada a las tarjetas de crédito es en general más elevada y ronda el 20%. Mientras tanto, la TAE de los préstamos personales varía en función del importe solicitado, el plazo de amortización y las características del cliente, aunque de media alcanzan un máximo del 15%. Según el informe Los préstamos que piden los ciudadanos para irse de vacaciones de iAhorro, entre aquellos que van a solicitar financiación para sus vacaciones, el 65,5% optará por un préstamo de un banco, mientras que el 19,1% elegirá la tarjeta de crédito y solo el 15,4% se decantará por la financiera de la agencia de viajes.

Y es que cada uno de estos productos tiene sus peculiaridades, que hay que estudiar para saber si es mejor optar por uno u otro. Los préstamos al consumo permiten solicitar importes superiores, hasta 90.000 euros en el caso de Bankinter, y amortizarlos en un mayor periodo de tiempo, hasta 96 meses. No obstante, salvo que las vacaciones exijan un desembolso muy elevado, este tipo de productos puede ser poco rentable ya que los importes más pequeños con plazos de amortización más reducidos suelen tener intereses más elevados. Un ejemplo de ello es el Préstamo Expansión de Sabadell. Al solicitar un crédito de 2.500 euros (el mínimo disponible) y pagarlo en el plazo más reducido (18 meses), la TAE asciende al 20,48%, mientras que si el importe del préstamo asciende al máximo de 60.000 euros y 96 meses de amortización, la TAE se recorta hasta 11,63%. Asimismo, si se alarga demasiado el plazo de amortización para que las cuotas sean bajas, «el precio final será más alto, ya que se generarán intereses durante más tiempo y, además, su ­reembolso se nos puede juntar con las vacaciones del año próximo», recuerdan desde HelpMyCash.

No obstante, los tipos de interés aplicados también dependen del nivel de riesgo del cliente así como de la vinculación de este con el banco. Mientras el Préstamo Consumo 1, 2, 3 de Banco Santander solo está disponible para los clientes de la Cuenta 1, 2, 3, el concedido por Evo Banco, uno de los más atractivos del mercado por la poca variación en los tipos aplicados, otorga una TAE del 9,27% si el solicitante contrata un seguro de vida a prima única y domicilia la nómina en la entidad y lo eleva al 9,87% si no cumple estas condiciones. Al igual que Evo, los tipos de interés aplicados por Liberbank y Deutsche Bank para sus préstamos varían muy poco, siendo la TAE mínima del 7,93% y la máxima del 8,5%, para los primeros, y de entre el 6,43% y el 6,48% para los segundos.

Asimismo, también hay que tener en cuenta que estos créditos pueden conllevar una comisión de apertura, que oscila entre el 1% y el 2,5% del importe del préstamo. No obstante, ING, Liberbank, Openbank, Evo Banco, Deutsche Bank, CaixaBank y Kutxabank carecen de ella.

A esta oferta disponible en las páginas web de las entidades hay que sumarle los créditos preconcedidos por las entidades a sus clientes. En función de sus ingresos, sus gastos o si tiene otros préstamos en curso, los bancos ofrecen créditos a mejores tipos de interés e incluso de mayor cuantía. De hecho, según el informe de iAhorro, el 27,6% de los que financien sus vacaciones con créditos optará por préstamos preconcedidos.

Tarjetas

Si la opción elegida es una tarjeta de crédito, la TAE puede llegar a superar el 20%. Sin embargo, también se puede optar por abonar el pago a fin de mes, en cuyo caso el banco no aplicará interés alguno.

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y el Banco de España han advertido en varias ocasiones sobre las tarjetas revolving, un tipo de tarjetas de crédito en las que el cliente solo puede optar por el pago aplazado o de préstamos concedidos a través de tarjetas. Los clientes tienen la opción de fijar la cuota que pagan cada mes o abonar un porcentaje de la deuda pendiente, todo ello a unos intereses muy superiores a la media de los créditos al consumo en España, que en abril se situaron en el 8,4%, según los datos del Banco de España.

La OCU recomienda optar por la segunda opción de pago ya que si se elige la primera y se fija un importe muy bajo, teniendo en cuenta los elevados intereses asociados, la deuda, en vez de reducirse, sigue aumentando. No obstante, advierte también de que el pago de un porcentaje del crédito consumido tampoco es una buena opción, pues al irse reduciendo el importe a devolver, disminuyen la cuantía de las cuotas, aumentan los intereses y tampoco se termina de saldar la deuda.

Por ello, aconsejan optar por el pago a fin de mes o aplazar solo aquellos importes que no se puedan asumir e intentar cancelar la deuda anticipadamente en cuanto se tenga liquidez disponible.

Además de la TAE, también hay que ver si la tarjeta tiene gastos de mantenimiento. La mayoría de ellas se emiten de forma gratuita y no conllevan ningún coste posterior, siempre que el usuario sea cliente y tenga alguna vinculación con el banco –como la apertura de una cuenta concreta o la domiciliación de la nómina– o realice un gasto mínimo al año. De la oferta analizada por este periódico, solo la tarjeta Carrefour Pass y la Halcón Viajes son gratuitas y no exigen vinculación. Por otra parte, la Visa B the Travel Brand lleva un gasto asociado que depende del aplazamiento elegido: si el cliente opta por pagar la compra en siete meses, conllevará una cuota inicial de 11,25 euros, mientras que si lo aplaza 11 meses, esta cuota se elevará a 16,5 euros. Asimismo, la financiación con la tarjeta de El Corte Inglés solo incluye gastos de gestión (12 euros) si el de­sembolso se va a realizar en un periodo de tres meses.

No obstante, estos productos también incluyen cierto tipo de ventajas, que de hecho son usadas por los bancos como reclamo para su uso. La tarjeta de crédito Crédito_ON de Bankia ofrece un descuento del 2% para repostajes en gasolineras Galp y del 3% en Shell, mientras que ING lo fija en el 3% para ambas estaciones de servicio y Abanca lo eleva al 4% en las primeras.

La tarjeta Pass de Carrefour devuelve el 4% del gasto en Cepsa, además de un 5% de la factura de Orange o hasta el 8% en el consumo de luz y hasta un 25% en el fijo de gas con la compañía EDP, entre otras promociones. Estos importes son ­reembolsados bimestralmente en forma de cheque ahorro para compras en Carrefour.

Por su parte, la Visa B the Travel Brand ofrece un descuento del 7% al contratar un viaje mientras que la tarjeta Halcón Viajes devuelve entre el 6% y el 3% en compras en Halcón Viajes o Viajes Ecuador, dependiendo de si se elige la modalidad de pago aplazado o a fin de mes.

La promoción de WiZink es diferente y regala al cliente 25 euros tras realizar la primera compra con su tarjeta Oro.

Seguros vinculados

Por otra parte, la mayoría de estos productos incluye un seguro de asistencia o accidente en viaje y en algunos casos un seguro de compras o por robo, atraco en cajero y uso fraudulento, como la tarjeta Tú de Abanca.

Es importante tener en cuenta si su uso va a ser en el extranjero y para realizar pagos en una divisa distinta al euro. En este último caso, la mayoría de entidades cobran una comisión. Sin embargo, la tarjeta Crédito Mundo 1, 2, 3 de Banco Santander permite realizar cualquier tipo de operación en otra divisa sin coste alguno, mientras que la Crédito_ON de Bankia limita a dos las retiradas de efectivo al mes sin comisión en cajeros localizados fuera de España. Openbank, mientras, solo cobra la comisión que fije el cajero, siempre que la operación se realice en un país de la Unión Europea. Asimismo, sacar efectivo con las tarjetas de crédito, aunque sea en una oficina de la propia entidad y en España, suele conllevar una comisión que ronda el 3%.

Fórmulas para operar en el extranjero

Pagar con tarjeta o sacar dinero en otro país y en una divisa distinta al euro conlleva una comisión extra –sumada a la que aplica Visa o Mastercard en las compras, y el cajero, en las retiradas de efectivo– con la mayoría de las tarjetas de débito y crédito de las entidades tradicionales. En los últimos años, han surgido varias tarjetas de bancos online que eliminan estas comisiones adicionales.

La de Bnext devuelve las comisiones por compras en otra divisa hasta un máximo de 2.000 euros al mes. También reembolsa las comisiones cobradas por retirar efectivo en cualquier cajero, con un máximo de tres veces al mes.

La tarjeta N26 es similar, aunque eleva a cinco el número de retiradas de euros en cajeros en España y el extranjero, y no limita las compras en otra divisa sin comisión.

Fuente: El País

By |2019-07-07T09:51:44+00:00julio 7th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Préstamos y tarjetas para irse de vacaciones sin presupuesto