El consejo de administración de Norwegian Air Shuttle ha confirmado este viernes que recibió dos ofertas condicionales separadas por parte de IAG, el holding que agrupa a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus, para la adquisición del 100% de su capital, que fueron rechazadas por «unanimidad» porque «infravaloraban» la compañía y sus perspectivas de negocio, según señaló en un comunicado la compañía noruega.

«Dichas propuestas fueron revisadas junto con los asesores financieros y jurídicos de Norwegian y fueron rechazadas por unanimidad debido a que infravaloraban a Norwegian y sus perspectivas de futuro. El consejo de administración de Norwegian continúa plenamente comprometido con la ejecución de su estrategia establecida, y en beneficio de todos los accionistas de Norwegian», señala la nota .

Norwegian responde así a Willie Walsh, consejero delegado de IAG, quien, en la presentación de resultados del primer trimestre, se ha limitado a señalar que han mantenido contactos con el consejo de administración de Norwegian «sin que se haya llegado a un acuerdo», y que están «considerando todas las opciones».

IAG anunció el pasado 12 de abril la compra del 4,61% del capital de Norwegian Air Shuttle, un participación minoritaria destinada a establecer una posición desde la cual iniciar conversaciones con la compañía noruega, abriendo la puerta a la posibilidad de lanzar una opa sobre el 100%.

Desde que se conoció esta noticia, la aerolínea noruega se ha revalorizado un 67% en Bolsa, aunque tras la declaración de hoy, los mercados están castigando la falta de acuerdo y Norwegian cae cerca de un 11% en la Bolsa de Oslo. IAG, por el contrario, lidera las subidas del Ibex, con un alza del 4,7%

El consejero delegado de la aerolínea noruega, Bjorn Kjos, y el presidente del consejo, Bjorn Halvor Kise, controlan el 26,8% del capital, mientras que el fondo de pensiones del Estado noruego cuenta con una participación del 6,1% (Folketrygfondet).

La aerolínea noruega, fundada en 1993, cerró 2017 con unas pérdidas de 31 millones de euros frente a las ganancias reportadas un año antes de 118 millones de euros por los costes de su expansión y renovación de flota. En el primer trimestre de este año, perdió 4,7 millones de euros, un 97% menos que en el mismo periodo de 2017.

La posibilidad de incorporar Norwegian, la tercera aerolínea de bajo coste Europea por detrás de Ryanair y la británica easyJet, permitiría a IAG eliminar un competidor por coste y rutas y dar un paso más en su vocación de protagonizar la consolidación del sector aéreo donde el gigante Lufthansa es el primero del ranking.

Las rutas de IAG y Norwegian son en términos generales complementarias teniendo en cuenta que la matriz de Iberia y BA lidera en los vuelos transatlánticos y en las rutas que conectan España con América Latina, mientras que la noruega es fuerte en los países nórdicos y sur de Europa.

Resultados de IAG

IAG anunció hoy que su beneficio se multiplicó por 14 en el primer trimestre de 2018 hasta los 794 millones de euros con respecto al mismo periodo del año anterior gracias a la mejora del negocio por la Semana Santa y, sobre todo, a las partidas extraordinarias, según informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado operativo ordinario aumentó un 75%, hasta los 280 millones, y el beneficio neto antes de partidas excepcionales casi se triplicó al pasar de 72 a 206 millones. Pero el resultado final se dispara un 1.293% (de 57 a 794 millones)  gracias a que se apuntó un resultado extraordinario neto de 678 millones de euros por los cambios en los planes de pensiones de British Airways.

“Nuestra tendencia positiva de los ingresos unitarios de pasaje continúa con un incremento del 3,5% a tipos de cambio constantes. Esta tendencia se benefició del efecto de las fechas de la Semana Santa. Nuestros costes unitarios excluido el combustible antes de partidas excepcionales disminuyeron un 0.9% a tipos de cambio constantes. Nuestros costes unitarios de combustible aumentaron tan solo un 0.6% en euros a pesar de precios más altos en el mercado», señaló el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, a través de un comunicado de la empresa.

El grupo tuvo unos ingresos de pasaje de 4.415 millones de euros, un 3,4% más que en el primer trimestre de 2017, y unos ingresos totales de 5.022 millones, un 2,1% más que en los primeros tres meses del año pasado. La deuda neta ajustada se redujo un 9,2%, hasta 6.447 millones.

IAG señala que, a los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, la compañía aún espera que su beneficio de las operaciones en 2018 muestre un incremento respecto al año anterior. «Esperamos que tanto los ingresos unitarios de pasaje como los costes unitarios, excluido el combustible, mejoren a tipos de cambio constantes», explica.

Fuente: El País