Mediaset España registró un beneficio neto de 48,9 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que supone un descenso del 8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y un beneficio por acción de 0,16 euros, excluida autocartera, según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Entre enero y marzo, los ingresos netos ascendieron a 229,8 millones de euros, un 1,7% superiores a los de un año antes, pese a la «compleja» situación del mercado, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 67,3 millones de euros, un 4,3% menos. Asimismo, el resultado neto de explotación (Ebit) alcanzó los 61,8 millones de euros en el primer trimestre de este año (-7,2%), que supone un margen del 26,9%.

«La estrategia de diversificación puesta en marcha por Mediaset España junto con la gestión de costes del ‘management’ ha permitido al grupo la protección de sus márgenes», ha destacado el grupo.

En el primer trimestre de este año, el mercado publicitario español ha sufrido el impacto de la crisis del Covid-19, que comenzó a mediados de marzo, con el inicio del aislamiento social. Infoadex estima que el mercado publicitario TV de marzo sufrió un descenso del 23,2% en comparación con el mismo mes 2019.

Los ingresos brutos por publicidad de la compañía se han situado en 202,8 millones de euros, un 9,3% menos que en el primer trimestre del pasado año. De ellos, 199,9 millones corresponden a la explotación de medios propios, que ha descendido un 8,9% frente a los tres primeros meses de 2019. Los ingresos netos publicitarios han sido de 194,4 millones de euros, un 9,1% menos interanual.

Fuente: Cinco Días