Las reformas van viento en popa

Las reformas y rehabilitaciones en España han renacido de sus cenizas. El tirón de la recuperación económica ha dado un importante empuje a este negocio, que hoy va viento en popa y que, junto a la construcción, ha dejado atrás los duros años de la crisis. En 2018, el número de visados para rehabilitar o reformar edificios ascendió a 32.962, un 2% más que un año antes, según las cifras del Ministerio de Fomento. Pero a pesar de que el sector no ha dejado de crecer desde 2014, aún no ha logrado alcanzar las cifras de uno de sus mejores años: 2009, cuando se registraron 40.758 visados.

“Las familias disponen de más recursos a la hora de acometer algún proceso de mejora en sus hogares”, afirma Javier Hernández, portavoz de la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (Anerr). Por ejemplo, cada casa madrileña gastará este año, en promedio, unos 750 euros en obras de mantenimiento, un 1,85% más que en 2018, según datos del Observatorio 360 de la Vivienda y de la Reforma en el Hogar, publicados por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac).

Esta recuperación se ha visto incentivada también por una mayor cultura respecto a la eficiencia energética, dice Manuel Gil, director de marketing de Altia, especializada en reformas. “Invertir en rehabilitación garantiza un ahorro de costes. Esto muestra el potencial de desarrollo del sector”, asegura Hernández. Ante este escenario, las empresas del sector se han lanzado a la búsqueda de nuevas oportunidades y clientes con la celebración de Rehabitar Madrid 2019, un evento dedicado a este negocio, organizado por Ifema y el Ayuntamiento de Madrid.

Bajo el lema “Cuidando tu casa, cuidas de ti”, en Rehabitar Madrid se darán a conocer las mejores ideas para la reforma y la rehabilitación de una vivienda. Todo ello gracias a la participación de diversas empresas, que expondrán las novedades en ventanas, puertas, suelos, materiales de construcción, iluminación, domótica y climatización. El evento, que tendrá lugar del 22 al 24 de marzo, pretende convertirse en una plataforma para que las empresas puedan llegar al usuario final, dice Raúl Calleja, director de la feria.

“Desde hace tiempo, la rehabilitación y reforma ya tiene entidad propia dentro de la construcción. Se han convertido en tema de debate en los principales foros, jornadas y eventos dentro de la industria”, argumenta el representante de Anerr. Y ha cobrado relevancia principalmente por la antigüedad de las viviendas españolas, explican los expertos de Danosa, fabricante de productos de aislamiento para viviendas y obra civil. El parque inmobiliario español envejece a un ritmo constante del 4% anual, advierte un análisis de la firma. “De hecho, la mitad de las viviendas en el país tienen más de 40 años. Por ello, no se ajustan a los nuevos estándares de edificación y propician derroches de energía que podrían evitarse si se hicieran las rehabilitaciones pertinentes, que por otra parte permiten revalorizar los inmuebles y los edificios hasta en un 25%”, destaca la compañía.

A pesar de las cifras positivas, el sector aún enfrenta grandes retos y obstáculos. El más importante de ellos está relacionado con el avance de la economía. “Una baja en el crecimiento del PIB en la Unión Europea afectará, sin duda, al presupuesto de las familias y, como consecuencia, a los integrantes de la industria española”, asevera Gil. La falta de presupuesto no es un tema menor, pues una de cada cuatro reformas en España se aplaza debido a este factor, aseguran en la Andimac. La dificultad de encontrar un profesional cualificado en el que confiar es otro de los obstácu­los para ponerse manos a la obra.

Pese a estos aparentes frenos, lo cierto es que 9 de cada 10 españoles se sienten más felices tras realizar obras en sus casas, dice Sebastián Molinero, secretario general de Andimac. “El problema es que en España todavía no existe un culto al mantenimiento del hogar como con el coche. Prueba de ello es que sólo invertimos un 1,5% del presupuesto familiar, frente al 5% destinado al automóvil”, agrega.

Esta será la segunda vez que se realizará Rehabitar Madrid. La próxima edición seguirá a la celebrada en septiembre de 2017, en la madrileña plaza de España, que congregó a 90 empresas y a cerca de 10.000 visitantes. En esta ocasión, la cita será en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles y los organizadores del evento esperan superar las cifras de la convocatoria anterior. Para ello han invitado a propietarios, administradores de fincas y comunidades, así como a arrendatarios y presidentes de comunidades de vecinos que deseen acometer pequeñas o grandes reformas o rehabilitaciones de sus viviendas o edificios.

Los asistentes a este evento podrán contar con asesoramiento de expertos y disfrutarán de múltiples charlas, demostraciones y talleres relacionados con el tema. La plataforma pondrá en contacto a los representantes del sector con los vecinos de Madrid, dice José Manuel Calvo del Olmo, delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de la capital. “La rehabilitación de edificios de los barrios periféricos es una política esencial para el reequilibrio territorial… En esta feria los madrileños tendrán la oportunidad de conocer la tecnología y soluciones que la industria pone a su alcance para mejorar su vivienda y su calidad de vida”, destaca.

De obra en obra

El sector de las reformas advierte de que las carencias más habituales que presentan los hogares españoles están relacionadas con el confort térmico, cuyos problemas afectan a más de la mitad de los ciudadanos. La segunda posición la ocuparía el confort acústico, del que adolecen casi el 36% de las viviendas. Y el tercer puesto es para la accesibilidad y funcionalidad de los espacios, un área en la que suspende una de cada dos casas en España, según los datos de Andimac.

Fuente: El País

By |2019-03-16T23:09:30+00:00marzo 16th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Las reformas van viento en popa