Tras 28 meses de negociación, el laudo arbitral realizado por el exministro Manuel Pimentel, Endesa está a punto de cerrar el V convenio colectivo. Según el laudo, Endesa se compromete a incorporar 1.000 nuevos empleos en los próximos seis años con medidas que favorezcan el relevo generacional.En la actualidad, la compañía eléctrica, controlada por la italiana Enel, tiene 9.000 empleados activos y 26.000 jubilados.

El laudo, que establece que el plan de pensiones se extiende hasta finales de 2035, plantea la jubilación obligatoria una vez cumplidos los requisitos para el acceso a la jubilación ordinaria. En paralelo se aprueba un plan de salidas voluntarias para el personal que, habiendo cumplido los 50 años y tenga, al menos, 25 años cotizados.

El laudo reconoce que un incremento salarial a partir de 2020 del 1% anual por cada año de vigencia del convenio, con un incremento adicional del 0,5% en tablas y de entre el 0,5% y el 2% variable en función de  los resultados brutos de la empresa. Asimismo, contempla un pago de 270 euros anuales en función de esos resultados y un abono anual de 3.188,88 euros. Además, se abonará a partir de de 2020 (a abonar en septiembre) de 1.500 euros anuales para trabajadores en activo. Se incorpora, además, una cláusula de revisión salarial si el IPC subyacente (es decir, sin alimentos frescos ni carburantes) supera el 1,5%.

También recoge, por primera vez en los convenios de Endesa, una ayuda de estudios para todos los trabajadores en activo, AVS (acuerdo voluntario de salida) y prejubilados, entre 300 y 400 euros por hijo, en función del nivel escolar. Los trabajadores consideran, además, un triunfo mantener la bonificación de suministro eléctrico para dos viviendas, tanto para activos como pasivos y AVS. El pasado octubre la empresa había decidido la supresión del descuento a los trabajadores pasivos  después de no haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos en la negociación del convenio colectivo y después de haberse pronunciado a favor la Audiencia Nacional.

Será un consumo bonificado de 6.000 kWh anuales para la primera vivienda, y término de potencia bonificado para ambas viviendas, teniendo en cuenta los parámetros establecidos en el Acuerdo con Agencia Tributaria para la valoración en especie (APV). Esto es potencia de 5,75 kWh; discriminación horaria (69% horas valle y 31% horas punta) y consumo anual adicional para los pasivos de 3.000 kWh valorado al 50% de precio según lo establecido en este acuerdo APV.

Endesa considera que el mero hecho de que ya exista la resolución del laudo arbitral «es muy positivo para todas las partes, ya que permitirá firmar en breve el convenio colectivo». «Termina así un periodo de incertidumbre para Endesa y ahora se podrán afrontar los retos que nos plantea la transición energética de manera clara y decidida”, añade. Mientras UGT, que fue el que reclamó el laudo, ha subrayado que está esperando para firmar, CC OO y el independiente SIE no han aclarado si lo harán.

Fuente: El País