/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El Ibex guarda un potencial del 11%: qué necesita

El Ibex guarda un potencial del 11%: qué necesita

Interior de la Bolsa de Madrid.Interior de la Bolsa de Madrid. EFE

Superado el primer asalto, los inversores aprovechan la época estival para recargar pilas y hacer acopio de fuerzas para enfrentarse a la segunda mitad del año. El segundo semestre ha comenzado con una reedición de la tregua comercial entre

EE UU y China, uno de los focos de inestabilidad del mercado en los últimos meses y que seguirá generando dolores de cabeza a los inversores. Alfonso de Gregorio, responsable de Bolsa de Trea AM, se muestra escéptico con el alto el fuego firmado por las dos potencias y defiende que las tensiones entre Washington y Pekín van para largo. «Se puede hablar de años pues es un tema de calado que afecta a la soberanía nacional», afirma el gestor.

Después de la fuerte revalorización que han vivido los mercados hasta junio, los expertos se muestran cautos. «Sería poco realista augurar un segundo semestre tan alcista para las Bolsas como lo fue el primero», afirma Felipe López, analista de Self Bank. «Nuestra visión de fondo es positiva. Donald Trump querrá mantener la expectativa positiva para no deteriorar el sentimiento inversor en plena campaña electoral. Mientras los bancos centrales han vuelto a sacar la artillería. Creemos que las alzas, no obstante, serán moderadas pero no esperamos un profundo cambio en positivo de los fundamentales económicos y empresariales», añade Patricia García, analista de MacroYield.

Aunque los ascensos en Bolsa han sido generalizados en los primeros seis meses del año, el Ibex 35 se ha quedado rezagado. «El selectivo ha echado en falta a sus pesos pesados. Ninguna de las grandes del selectivo se encuentra en la lista de mayores subidas del año, de manera que no se entendería un buen comportamiento en la Bolsa si no tiran del carro valores como Santander, BBVA o Telefónica», explica Felipe López, de Self Bank. El experto señala que el consenso de los analistas otorgan un potencial al Ibex del 11%, hasta los 10.350 puntos –el viernes cerró en los 9.335 puntos–. Pero antes de llegar a ese nivel, Joaquín Robles, analista de XTB, defiende que el índice español tendrá que consolidar los 9.300 «para poder ver algún ataque a los máximos anuales (9.580)».

Los obstáculos a los que se enfrentan los inversores en el medio plazo no se limitan a las relaciones comerciales. Natalia Aguirre, responsable de estrategia de Renta 4, indica que el gran temor es la evolución macroeconómica. Con la economía estadounidense en su periodo de expansión más larga (suma 121 meses de crecimiento económico) son muchos los inversores que empiezan a preguntarse cuándo llegará la próxima recesión, un proceso que puede verse acelerado por la guerra comercial. López subraya que con o sin batalla arancelaria la recesión llegará en algún momento de los próximos tres años. Eso sí, el experto señala que a diferencia de lo sucedido en 2008, «la mayor solvencia de los bancos y sobre todo la ausencia de signos claros de burbuja nos hacen ser moderadamente optimistas».

Como antídoto a la desaceleración, los bancos centrales han prometido hacer todo lo que esté en sus manos. Tanto la Reserva Federal de EE UU como el BCE han reiterado por activa y por pasiva que cuentan con las herramientas necesarias y que están dispuestos a rebajar los tipos y volver a inundar de liquidez el mercado. Esto ha sido motivo suficiente para que los inversores comenzaran a descontar una rebaja de las tasas este año y propiciar el rally en las Bolsas. Julio es la primera fecha fijada en el calendario. Este mes el BCE y la Fed volverán a reunirse y los futuros de los fondos federales otorgan una probabilidad del 100% a la rebaja del precio del dinero en EE UU. El incumplimiento de estas expectativas es precisamente el principal riesgo a corto plazo.

Antes de que acabe el año, el mercado se enfrenta al Brexit, un acontecimiento que si bien de momento está en un tercer plano, a «la vuelta del verano el ruido comenzará a notarse con fuerza ante el riesgo de una salida sin acuerdo», argumenta García. Esta opción ganaría fuerza si finalmente Boris Johnson se convierte en primer ministro. Aunque el político inglés ha indicado que el 31 de octubre el Reino Unido saldrá de la UE por las buenas o por las malas, los expertos no descartan una moderación del lenguaje.

Ante este escenario plagado de incertidumbres, los expertos aconsejan una amplia selección de valores en la tienen cabida firmas de corte defensivo y con atractivos dividendos para soportar los momentos más difíciles así como cotizadas cíclicas con las que sacar provecho de la recta final del ciclo económico. En un escenario de bajos tipos de interés, los expertos dejan de lado a la banca ante la dificultad para elevar sus márgenes.

Fuente: El País

By |2019-07-06T11:15:56+00:00julio 6th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en El Ibex guarda un potencial del 11%: qué necesita