/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Cabify regresa a Barcelona: vuelta al trabajo de las VTC entre largas esperas

Cabify regresa a Barcelona: vuelta al trabajo de las VTC entre largas esperas

45 minutos después de solicitar un viaje en Cabify desde plaza Cataluña de Barcelona, a las 11.00, aparece el único vehículo VTC que se ve en la zona. Durante este tiempo de espera, un primer mensaje informa de la precontratación de los 15 minutos que obliga el nuevo decreto de la Generalitat. Después, otros 25 minutos de espera: no hay ningún conductor disponible por la zona, se disculpa la aplicación. Un tiempo en el que cualquier usuario habitual hubiera optado por las decenas de taxis que circundan la céntrica plaza de la capital catalana.

Cabify, la plataforma online de transporte para viajeros, ha vuelto este jueves a operar en Barcelona después de que, a finales de enero, decidiera abandonar la ciudad –también lo hizo Uber– por las restricciones impuestas por la Generalitat. El decreto, que fue aprobado pese al dictamen en contra del Consell de Garanties, un órgano consultivo del Parlament, estipula que para contratar los servicios VTC hay que hacerlo con 15 minutos de antelación. Cabify ha vuelto, pero con un truco en sus condiciones de uso, con el que invita al usuario a aceptar un contrato de un año, que no tiene coste (se sigue pagando por cada viaje) y con el que solo habrá que esperar los 15 minutos en la primera reserva.

En el primer viaje hay que esperar un cuarto de hora, y la saturación del servicio hace que sea imposible que llegue el coche antes de 45 minutos. Este será también el primer servicio en cinco semanas para Enrique Artero, conductor de 54 años, que fue contratado por la empresa de servicio VTC “Auro New Transport Concept” el 4 de enero, dos semanas antes de la huelga del taxi. “De nuevo me siento como un novato. Durante el tiempo en el que hemos estado parados, no he tenido que ir a la base, y vivía con la incertidumbre de no saber qué iba a pasar, pero he seguido cobrando igual”, afirma el conductor que interpreta el dilatado tiempo de espera en una alta demanda de usuarios.

Artero es uno de los 300 coches que este jueves ha puesto en circulación Cabify después de más de un mes sin actividad, y tras adaptar el servicio al nuevo decreto, aunque solo cumpliendo la precontratación de 15 minutos para el primer viaje. “Ayer me enteré de que íbamos a salir hoy. Nos convocaron a las 16.00 en la base del Prat y nos dijeron que siguiéramos como antes. La única diferencia es que me cambiaron el coche”, explica Artero sobre su vuelta al trabajo.

El anuncio de la vuelta de Cabify ha dejado en fuera de juego al Gobierno de la Generalitat, que no se esperaba que la empresa encontrara una manera para burlar su decreto. El consejero de Territorio, Damià Calvet, ha evitado pronunciarse sobre ello, y valora comparecer esta tarde para valorar la actividad de Cabify, mientras los taxistas avisan de que si no se cumple la norma a rajatabla volverán a las movilización.

Vuelta al trabajo

La vuelta de la empresa se anunció, además, el mismo día que se percibieron las discrepancias entre los socios del Govern, Junts per Catalunya y ERC, en esta materia. ERC, responsable del departamento de Economía y por lo tanto de la Autoritat Catalana de la Competència, fue reacia a una negociación tan favorable al sector del taxi. Y el martes por la noche, en una cena con empresarios, el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, se mostró reticente al decreto como forma de solucionar el conflicto, tal como recogió ElNacional.cat, y apostó por una regulación amplia en forma de ley. La discusión se trasladó a Twitter, donde el consejero Calvet le recordó a Maragall que había votado a favor del decreto.

En medio de las reacciones políticas, los conductores han vuelto al trabajo después de varias semanas parados. Al chófer Enrique Artero no le consta que ningún VTC haya tenido algún problema durante la mañana de este jueves. “Los únicos incidentes que tuve durante la huelga fue que dos veces me obligaron a parar, y un par de amigos taxistas me dejaron de hablar”. El viaje termina en la Diagonal, y casi automáticamente, Artero recibe la notificación del siguiente viaje.

Fuente: El País

By |2019-03-07T15:45:18+00:00marzo 7th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Cabify regresa a Barcelona: vuelta al trabajo de las VTC entre largas esperas